Conversar con la Doctora en Ciencias Sonia Resik Aguirre, escucharla hablar de la virología, los proyectos que desarrolla, el instituto que “ama patológicamente” es una lección más que de ciencia, de vida. Tiene una energía que desborda. Solo eso— y la pasión y amor que le pone a lo que hace— pudiera explicar que el tiempo le alcance para tanto. Lo más probable es que no sea suficiente, pero ella tiene el don de volverlo útil, multiplicarlo… Cubadebate dialogó con la prestigiosa viróloga sobre los aportes de su segundo doctorado al programa mundial de erradicación de la poliomielitis.
Ir a la fuente
Author: Cubadebate

Powered by WPeMatico