Street Art en Cuba

Fotos: Jesus B Valdes.

Por Santiago Campodonico

Maravíllate con zonas donde la personalidad de la gente se ve plasmada en cada rincón de las calles en tu próxima visita a Cuba.

Muchas personas encuentran el término Street Art como algo curioso. Cuesta poner un término tan sofisticado como “arte” junto con algo con connotaciones vulgares como “calle”, innegablemente habrá gente que no lo acepte. Sin embargo, el arte callejero desde su explosión en popularidad en los años 70 ha evolucionado enormemente volviéndose más que dibujos y canciones en la calle. Artistas han convertido sus latas de pintura, sus cuerdas vocales y sus instrumentos improvisados en una expresión con cuerpo y alma de lo que la ciudad puede ofrecer. ¿No me crees? Visita ciudades como La Habana y Santiago de Cuba, experiméntalo por ti mismo.

Siente las vibrantes y coloridas expresiones del pueblo cubano con los miles de grafitis y pinturas murales alrededor de la ciudad. A diferencia de muchas ciudades con grafitis, la variedad estética de los murales cubanos es incomparable. Ya que las latas de aerosol eran muy caras en su época, los artistas experimentaron con diferentes técnicas como la latrinalia -tipo de señalización deliberadamente inscrita en paredes de baños o lavabos- que fueron evolucionando, creando atmósferas únicas.

Lugares como el Callejón de Hamel, el barrio de San Isidro e incluso la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana despliegan un talento artístico indiscutible con mensajes muy variados, pero siempre con una profundidad admirable.

El barrio de San Isidro es particularmente especial por ser hogar de experimentación de artistas que están sorprendiendo al mundo del arte callejero, como Fabián López y Mr.Myl.

Otro artista que destaca es José Antonio Rodríguez Fuster, creador del proyecto de Fusterlandia, una apasionada mezcla de arte callejero y la estética de Gaudí, con la que ha creado imágenes fuera de este mundo. Estos artistas, junto a muchos más, otorgan identidad y voz a lugares que comúnmente se quedan callados, y después que viajes y veas la colorida atmósfera que se creó, estarás muy satisfecho de que estas expresiones existan.

Sumérgete en los sonidos más placenteros que una calle ha visto, donde el armónico y el bongó son los sonidos que priman. Tratar de describir un sonido es muy difícil, sino imposible, pero haré mi mejor esfuerzo: Las calles de Cuba fluyen con la gracia de un paisaje natural, donde el sonido de un río toma forma de violín, bongó y chelo mientras el cubano parece una cascada en medio del resto de sonidos. Donde tus pisadas son instrumentos, las hermosas calles y arquitectura sin igual hacen los sonidos rebotar. El mar se une a los instrumentos para crear una atmósfera incomparable, mientras el malecón cobra vida. Y, puesto en frente de todo ese ritmo llegan las voces de los cubanos que resaltan con la alegría de una fiesta, como si un grupo de amigos celebrará llegar a la cima de un monte y descubrir un paisaje único.

Street Art en Cuba

Muchas ciudades ofrecen un espectáculo asombroso, pero si buscas algo más especial pasea por Santiago de Cuba, donde tal vez encuentres a “Los jubilados del Caribe” tocando en la calle, un grupo que surgió del “underground cubano” gracias a sitios web como Bandcamp y poco a poco ha adquirido status.

Una isla en movimiento

Si quieres ver el cuerpo convertido en arte a través del movimiento, las ciudades de Cuba te sorprenderán con sus bailarines callejeros. Estos artistas generalmente se juntan donde sea que se encuentre la música y crean un espectáculo tan variado que es imperdible. Desde breakdance, enorgulleciendo al hip-hop, hasta una animada salsa al ritmo de las maracas. Algo fascinante es que tu podrías ser parte del espectáculo, solo acércate a la música, métete en el círculo y deja que tus pies y corazón te guíen. Puede ser que incluso tengas la suerte de presenciar una competencia de arte callejero, donde los bailarines dejan todo en la pista con tal de sorprenderte y sacarte una sonrisa.

No le des la espalda a las artes más antiguas, a las cuales Cuba les ha dado un pedestal que envidiaría cualquier museo. Los poetas y pintores al óleo también se pueden encontrar en las calles, preparados para encantar tu día con versos y trazos. Incluso cuando no están haciendo arte para tus sentidos estarán encantados de animar tu alma con amigables conversaciones. La Habana Vieja es particularmente abundante en estos ciudadanos, que se inspiran en el casco histórico, pero, sobre todo, en sus visitantes, para crear arte. Pasa por aquí y admira como tu cara se inmortaliza en el lienzo, o tu alma toma forma en los versos. Vuélvete parte de Cuba.

Tampoco te pierdas las frases hechas arte que el pueblo ha ido dejando como huellas en la arena. Los cubanos suelen dejar mensajes escritos, que tienen un propósito, pero el tiempo los ha inmortalizado y los ha convertido en poesía. No dudo que encuentres alguna frase en las calles que te toque a un nivel personal. Yo por ejemplo encuentro algo conmovedor en una frase que dejó un señor cuando no se encontraba para atender su tienda: “Fui a comerme las nubes y a tomarme el agua del malecón”. Frases como estas se han mantenido por muchos años por cómo han mantenido vivo el espíritu de Cuba. Estas son frases que se escuchan en la calle, y que, si les prestas atención, se quedarán en ti un buen tiempo.

A pesar del maravilloso arte que se crea, no debes olvidar que el protagonista es la calle. Son estos simples espacios entre barrios y casas los que han inspirado a los artistas, porque para ellos es más que un lugar por donde transita la gente, es un hogar. Todo, desde el malecón hasta calles remotas inspira a los artistas, el arte que crean simplemente es como perciben Cuba. Por eso no pierdas la oportunidad de inspirarte y conocer verdaderamente lo que Cuba tiene que ofrecer.

La entrada Street Art en Cuba se publicó primero en Travel Trade Caribbean.

Ir a la fuente
Author: Redacción TTC

Powered by WPeMatico