Tony Avila, cantautor cubano, canta a los nuevos negocios de los cuentapropistas cubanos.