¿UN BARRIO CHINO EN SANTIAGO DE CUBA? 2

Santiago de Cuba, 16 de mar. – Conversar de un barrio chino en la ciudad de Santiago de Cuba pudiera parecer puro deseo de decir o inventar algo pero no es así. Según la radioyente Teresa Stenger, ya le dije antes, descendiente de chinos, ellos se asentaron a lo largo de la calle San Francisco, desde Corona hasta la Alameda Michaelsen, hoy avenida Jesús Menéndez.

Pero, no se engañe, los chinos tenían sus establecimientos en todas las barriadas santiagueras. Un detalle: en mi casa se compraban los productos básicos para cocinar, los llamados mandados, en una que estaba en la avenida de Victoriano Garzón esquina a Madre Vieja donde incluso vivían.  Pero había cosas curiosas que aun quedan en mi mente. Los chinos tenían el sistema de vender fiado. Tal y como lo oye. Tenían una libreta donde anotaban a las marchantes con las deudas que iban contrayendo durante el mes comprando el arroz, frijoles, sal, azúcar, manteca o aceite, pan y otros productos por el estilo. Al mismo tiempo los empeñados tenían un papel donde se hacían las mismas anotaciones.

Al final del mes se pagaban las deudas que no solían ser abultadas y paz en la tierra y en el cielo gloria. A mí, por ser el varón me tocaba hacer los mandados,   y pillería de muchachos, al final pedía la ñapa, un gancho para los menores que no iban a ningún otro lugar pensando en esa ñapa, también nombrada contra, que consistía en caramelos de azúcar prieta envueltos en papel de seda, el mismo con el que envolvían los panes nombrados gallegos, polacos, de bollito  o de otros tipos. Y me detengo aquí. Nos vemos en la próxima.

Los chinos asentados en Santiago de Cuba tenían variados comercios   mezclado con vendedores ambulantes de frutas. Verduras, pescado, caramelos y dulces que apreciaban los pobladores. Tales comercios tenían asociaciones legales que los apoyaban. Por: Armando A. Céspedes C.

Ir a la fuente
Author: CMKW Radio Mambí

Powered by WPeMatico