En momentos en que cada vez más se necesita una mayor responsabilidad individual para evitar contagios del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, es muy necesario interiorizar el testimonio que publicamos ayer de Jorge Ramón Hernández Marrero. Él y su padre fueron asintomáticos, pero por muchos días su madre estuvo al borde de la muerte.
Ir a la fuente
Author: Cubadebate

Powered by WPeMatico