Santiago de Cuba, 6 dic.— La jornada de artes escénicas “Un retablo para Papobo” que organiza la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y dedicado al teatrista ya fallecido Rafael Meléndez Duany, comenzó en esta ciudad y se extenderá hasta el próximo domingo.

María Antonia Fong, presidenta de la Asociación de Artes Escénicas de la UNEAC en el territorio, precisó a la ACN que la jornada pretende rescatar el ambiente teatral que se vivió en Santiago de Cuba, donde se celebró en 1990 el último festival de teatro para niños y jóvenes con carácter nacional.

En Santiago de Cuba se fundó el primer teatro guiñol en la Revolución, en septiembre de 1961, y desde ese momento se intensificó la actividad titiritera para todos públicos, agregó.

Clave en ello fue Rafael Meléndez Duany, quien llegaría a ser hasta su muerte en abril del 2017 un destacado director de teatro para niños y del grupo Guiñol Santiago, una de las figuras descollantes en este difícil arte en el país.

Primero actor, luego director artístico y más tarde director general de este colectivo, Meléndez Duany se ganó un sitial entre quienes han sido seguidores de los hermanos Camejo y Pepe Carril, quienes desde los años 50, y sobre todo después del triunfo revolucionario impulsaron el arte titiritero en Cuba.

Fong dijo que el programa de esta jornada incluye la conferencia “Los inquietantes cambios del teatro de formas animadas” de Rubén Darío Salazar, director de Teatro Estaciones, la exhibición del documental “Títeres en el Caribe hispánico” del realizador Manuel Morán, así como el homenaje a los grupos Teatro Tuyo, Teatro Retablos-El Arca y Teatro de las Estaciones, de Las Tunas, La Habana y Matanzas, respectivamente.

Destacó que “Un retablo para Papobo” permite el intercambio entre los actores que participan, así como la actualización de las tendencias más recientes dentro del teatro de títeres en Cuba y el resto del mundo.

Las puestas en escenas comprenden algunas de las obras premiadas en concursos como el Premio Villanueva de la Crítica Teatral y el concurso Caricato UNEAC de Teatro para niños y adultos y serán en las salas Mambí del Teatro Guiñol y en la Van Troi del Cabildo Teatral.

Al informar sobre esta Jornada, el sitio digital del telecentro santiaguero Teleturquino tvsantiago.icrt.cu recuerda la figura de Meléndez Duany y sus opiniones sobre Papobo, un títere que devino icono para la escena del teatro infantil, un personaje inolvidable del niño bueno, respetuoso, amoroso que debe recurrir a su astucia e inocencia para imponerse a los males de su sociedad.

“Parece que Papobo es un enigma del teatro, con el fuimos a España, Colombia y es una pieza que al público le gusta, una obra de apertura”, declaraba el artista en el 2016, “el títere es un misterio, solo con amor él puede descubrirse, hay que tener corazón para actuar para los niños con los muñecos. Entonces el actor tiene que darle vida para poder comunicarse con el público ”.

Por: Beatriz Vaillant Rodríguez.

Ir a la fuente
Author: ACN

Powered by WPeMatico