Un trago por José Abreu Cardet

Lo conocí hace menos de un año y enseguida me invitó a su casa «a la primera que estuviera por Holguín». Y así fue. Nos recibió con un plato de pescado frito y un traguito «si quieren». Luego me invitó a su cuarto de trabajo: una habitación llena de libros al alcance de la mano. Quería mostrarme en qué estaba trabajando. Me habló con la premura de quien tiene mucho que decir y quiere aprovechar cada segundo. Me habló con la pasión de quien vive la Historia con cada fibra de su ser.

Fueron pocos minutos, pero siempre quedó la frase que nos llevó hasta allí: «esta es su casa, cuando anden por Holguín, vuelvan». No he podido regresar, pero sí he conversado con Cardet en otras oportunidades. Una, durante la presentación en la Feria del libro holguinera de su libro “Americanos” y soldados: Documentos del Ejército de Cuba sobre los Estados Unidos (1957-1958), escrito a dos manos con Marilú Uralde. La más reciente, esta mañana, cuando lo llamé para felicitarlo por el Premio Nacional de Historia 2018.

Me trató como la primera vez. Tras el agradecimiento por las felicitaciones, me preguntó si estaba en Holguín y le dije que no. Entonces dijo: «Cuando esté por acá venga a la casa, para tomarnos el traguito de celebración».

Ese es Abreu. Desde acá, me tomo un trago imaginario para saludarlo por este Premio. Enhorabuena.

La entrada Un trago por José Abreu Cardet aparece primero en Claustrofobias.

Ir a la fuente
Author: Noel Pérez García

Powered by WPeMatico