Una joya colonial… y fotográfica

Es el castillo San Pedro de la Roca, conocido como el castillo de El Morro de Santiago de Cuba, es una joya del Caribe fortificado. Entre sus escaleras, pasillos, rejas, niveles, recovecos… se esconde una fascinante historia, no solo la de corsarios y piratas, sino la de toda la ciudad; también la vida cotidiana, de aquellos que recorren sus predios.

[soliloquy id=»3962″]

Ubicado en un lugar privilegiado de la geografía santiaguera, en un promontorio justo en la entrada de la rada, desde él se divisa, con singular belleza, la ciudad y las cadenas montañosas que la rodean.

[soliloquy id=»3967″]

A este gigante de roca vienen las jóvenes quinceañeras –como una larga tradición que atraviesa varias generaciones– con la promesa de encontrar allí los escenarios más surrealistas para eternizar su juvenil belleza.

Más aún, personas de todas latitudes encuentran en El Morro, un sorprendente set fotográfico, pues él, y los lugares adyacentes, sorprenden a los amantes de la fotografía, aunque vuelvan año tras año.

Escrito por J. Loo Vazquez