El balneario matancero, el principal destino de sol y playa del país, estuvo cerrado por más de 100 días. Nunca permaneció vacío por tanto tiempo, con un silencio poco habitual a lo largo de más de 20 kilómetros de su arenal. Sin ese desmesurado bullicio y la concurrencia, a veces abrumadora, estuvo hasta que, en fecha reciente, abrió paso de nuevo al público.
Ir a la fuente
Author: Cubadebate

Powered by WPeMatico