Vuelve la bandera de España a Cuba

La bandera de España vuelve a la antigua sede de los gobernadores españoles en Cuba, El Historiador de la ciudad y el Embajador han querido señalar los lazos emocionales y de sangre que unen a nuestros dos países.

La bandera de España vuelve a la antigua sede de los gobernadores españoles en Cuba, hoy Museo de la Ciudad de la Habana. El Historiador de la ciudad y el Embajador han querido señalar los lazos emocionales y de sangre que unen a nuestros dos países.

Este símbolo quedará expuesto en el salón del trono del Palacio, en el que jamás llegó a sentarse un monarca español, pues Cuba nunca ha sido visitada oficialmente -ni durante la colonia ni posteriormente- por un rey de España, aunque el hoy rey emérito Juan Carlos I estuvo en dos ocasiones en La Habana (1999 y 2016), pero no en viaje de Estado.

De hecho, en la visita de 1999 para asistir a la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, Juan Carlos I recorrió el Palacio de los Capitanes Generales -hoy Museo de la Ciudad- y estuvo en el salón del trono, pero declinó sentarse en el sillón, que data de 1791.

Leal explicó posteriormente que restituir la enseña del país europeo supone un justo gesto de reconocimiento a los centenares de españoles que lucharon por la independencia de Cuba y recordó que seis de ellos -cinco canarios y un catalán- llegaron a ser generales del Ejército libertador.

La historia de la España americana nunca ha terminado, y de ella nos sentimos orgullosos”, aseveró el historiador, quien precisó que “España nunca se fue” de Cuba porque su conquista más importante fue la de “la familia” y la contribución española a la identidad cubana se basó precisamente en los lazos de sangre.

El intelectual, principal impulsor de la restauración del emblemático casco histórico de La Habana, recordó que cuando en 1967 comenzó la restauración del Palacio de los Capitanes Generales, “tal desmemoria existía” que “solo había dentro siete objetos históricos y ninguno pertenecía a la monarquía española”.