Wilder vs Fury: lo mejor del boxeo actual

Continúan los eventos de boxeo profesional y durante este año hemos podido observar batallas como hace mucho no se recordaban los más viejos del lugar. Por supuesto, lo mejor que le puede pasar a un show de pugilistas es que se produzcan sorpresas, y que éstas traigan consigo grandes sumas de dinero sobre la mesa. En este sentido se postula un choque mítico en los pesos pesados: el estadounidense Deontay Wilder se enfrentará al también invicto británico Tyson Fury por el campeonato de la WBC (Consejo Mundial de Boxeo) a principios del próximo mes de diciembre.

El encuentro tendrá lugar en el famoso Staples Center de los Ángeles en California y las negociaciones dieron lugar a una distribución equitativa del 50-50 en cuanto a las ganancias de este combate se refiere. Con este enfrentamiento la temporada de este deporte de contacto quiere cerrar el año con una contienda muy ansiada por los fanáticos, que pondrán en competición el propio récord de ambos, así como uno de los títulos más importantes en el mundo del boxeo. Claro está, el norteamericano es favorito a quedarse con el cetro mundial gracias al factor cancha, y su factor de experiencia sobre su homólogo europeo, quien acaba de hacer su regreso a los cuadriláteros y espera imponerse en la máxima categoría de peso en uno de los espectáculos más antiguos del deporte.

Wilder, con un récord de 40 triunfos, 39 de ellos por KO, ve una oportunidad de victoria un poco reducida teniendo en cuenta a lo que está acostumbrado. No obstante, el púgil de 33 años que tiene un alance único de 211 cm y una estatura de más de dos metros, sigue partiendo como el señalado para conseguir retener el título desde su triunfo ante Bermane Stiverne.

Por otro lado, el regreso arrollador de un outsider o también conocido como “Rey de los Gitanos” Tyson Fury, es mucho menor a la del americano debido a factores que le son en su mayoría no justificables. Con más altura, 2 metros y 5 centímetros, así como un alcance mayor, 216 cm, el que derrotó a Wladimir Klitschko después de 13 años y se asomó como uno de los mejores de su categoría, ha regresado a los grandes escenarios con victorias ante Seferi y Pianeta, dejando al joven de 30 años en una posición que siempre quiso: ser el retador número uno al título que siempre ha aspirado desde el inicio de su carrera.

Gracias a su excesivo aumento de peso y a sus declaraciones desafiantes tras la pérdida de su licencia de boxeo, el joven Tyson intentará corregir sus errores y demostrar disciplina y profesionalidad en el cuadrilátero ante el mejor de los mejores. Con las palabras empate prácticamente fuera del pensamiento de los seguidores, reflejados en sus apuestas, parece ser que el primer día del último mes del año nos encaminaremos a una guerra que tendrá, para casi todos, un ganador con el brazo en alto. Como siempre se dice en este deporte: que gane el mejor.